Colombia

La planta tabacalera en Santa Marta que nunca produjo un solo cigarrillo

Así luce hoy en día la edificacion de la planta tabacalera, terminada en el 2007. Nunca funcionó desde entonces.

Eran los tiempos finales del primer período presidencial de Álvaro Uribe Vélez, más exactamente el 05 de septiembre del año 2006. El mandatario nacional, como había sido anunciado con bombos y platillos por los medios locales y regionales, llegó a Santa Marta como todo un héroe y no era para menos, pues había venido a inspeccionar la culminación de una modernísima planta de tabaco que la compañía nacional Productora de Tabaco, Protabaco, había empezado a construir desde el 2004 y en cuya obra se había invertido 100 millones de dólares.

La planta sería una de las tres únicas en producción que tenía Protabaco, las otras dos ya estaban construidas en San Gil, Santander y en Bosa, Bogotá. La compañía Productora de Tabaco había realizado las gestiones empresariales respectivas ante la Alcaldía de Santa Marta, para establecer su nueva planta de producción en un lote de la Zona Franca, al sur de la ciudad. La empresa escogió a la capital del Magdalena entre Barranquilla y Cartagena, por todos los beneficios arancelarios ofrecidos por la administración distrital de entonces, dirigida por el alcalde Francisco Zúñiga Riascos.

La alegría entre los samarios, por esos días, era increíble, pues nunca en la ciudad había funcionado una fábrica tan grande, que generara tantos empleos directos e indirectos e incluso se habló hasta de que se iban a sembrar grandes extensiones de cultivos de hoja de tabaco en fincas de la región y en las que trabajarían también centenares de personas campesinas. De manera que el día de la inspección de la moderna planta fue histórico, tanto para el Presidente como para los gobernantes locales de turno, cuyo gobernador para el entonces era Trino Luna Correa.

Sin embargo, una vez el Presidente de los colombianos retornó a su palacio presidencial, tras quedar impresionado por las nuevas instalaciones de la afamada compañía tabacalera que se vanoglariaba de ser la quinta empresa con mayor exportación del país, aquella mayúscula edificación nunca funcionó y no albergó a un solo empleado ni mucho menos produjo un solo tabaco.

Hoy en día, esa edificación luce solitaria y vacía, en el trasfondo de la Zona Franca, como un esperpento más, producto de una negligencia y un gasto enorme de dinero que se perdió innecesariamente. Es tan grande esa edificación, que fácilmente podría ser utilizada como sede de una universidad. Además, posee de patio un terreno tan extenso, que en él cabría hasta dos Ciudad Equidad juntas.

Por: Álvaro Andrés Cotes

  • El presidente de la República, Álvaro Uribe Vélez recorre la nueva planta de Protabaco, en Santa Marta, en compañía del gobernador del Magdalena, Trino Luna y de Abraham Kovalski y José Wartichovschi, presidente y vicepresidente, respectivamente, de Protabaco.Foto archivo de Fernando Ruiz Nieto – SNE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar