Educación

Usar celular en el colegio cambiaría historia de la educación

Por: Carlos Payares González

Buena parte de nuestros maestros aún no le prestan importancia a los avances tecnológicos, especialmente, al uso de computadores, televisores, teléfonos móviles, tarjetas, etc., en los procesos pedagógicos y andragógicos.

Incluso, a pesar que el sistema educativo tradicional ha entrado en una notoria decadencia lo que obliga a construir nuevos modelos de enseñanza-aprendizaje. Otra parte cumple al pie de la letra el precepto de prohibir, por tradición o costumbre, sus usos durante los momentos del proceso educativo en las aulas. Esto viene ocurriendo a pesar de que los avances tecnológicos permiten facilitar los procesos didácticos y el acopio de nuevos conceptos teóricos y técnicos. Se sabe que usar en el aula los dispositivos móviles, muchos de estos de propiedad de los estudiantes, puede facilitar el aprendizaje de una manera más activa.

No se trata simplemente de fletar las instituciones educativas de toda clase de medios tecnológicos, sino de utilizarlos como medios para potenciar nuevas metodologías de profusión de los conocimientos y de valores en los estudiantes. Al fin y al cabo el conocimiento debe servir para mejorar las condiciones de vida de las personas y potenciar el desarrollo de un territorio. A nivel educativo muchos maestros conocen el proceso BYOD (Bring Your Own Device, o sea: Traiga su Propio Navegador). En vez de ordenar o prohibir el apagar los dispositivos móviles en el aula, la idea es como sacar provechos de estos. Son un medio indiscutible para acceder de manera más fácil y pronta a una información pertinente y, también, para formar grupos colaborativos de enseñanza-aprendizaje dentro y fuera de la escuela (con estudiantes de diferentes grados, con alumnos o maestros de otras escuelas, incluso, de otros países).

Dice el profesor universitario y experto en temas de educación E. Batista (2019) que, en este caso, los estudiantes aprenden a usar una variedad de medios y de recursos disponibles para su progreso escolar. La UNESCO, por ejemplo, editó un libro sobre el futuro del mobile learning (aprendizaje apoyado en dispositivos móviles) donde se destaca las implicaciones para la planificación y la formulación de políticas y planes educativos (https://goo.gl/Mi2tDK) (https://goo.gl/bxgYNN) El sistema BYOD viene siendo usado a nivel empresarial y educativo incluyendo las universidades. Muchas personas en su vida cotidiana hacen uso de una variedad de dispositivos móviles y recursos digitales, informales o extraescolares, pero que hoy se configuran como un avance y ventaja en favor del maestro para alcanzar los fines formativos que se propone de manera institucional y/o personal. La realidad es que los alumnos tienen conocimientos sobre sitios web y acceden a cualquier información antes que el maestro (con o sin él), o tienen dispositivos móviles más avanzados y, con frecuencia, manejan recursos como son las amplias redes sociales.

La innovación en la enseñanza apoyada en dispositivos móviles hace pertinente a los proyectos de aprendizaje y la flexibilidad de contenidos, medios y recursos. Si antes criticábamos a los maestros de “tiza y tablero” hoy tenemos que criticar a los maestros de “marcador y tablero”. También facilita una mayor comodidad para aprender nuevos conceptos o procedimientos, en la medida en que el alumno hace uso de un medio que conoce, que lo atrae y en el que tiene algún nivel de experticia en su uso personal. No basta entonces que se reconozca que el alumno es un nativo digital, sino que es necesario que aprenda a usar los recursos digitales para proyectos específicos y continuos en su proceso formativo en la Escuela o la Universidad (Batista 2019).

No sobra manifestar que el aprendizaje por medio de la estrategia BYOD no excluye el uso de otras valiosas experiencias didácticas que han sido exitosas y corroboradas por los maestros. De lo que se trata es de redefinir tanto el aula como la condición de “estar en el aula”. Los alumnos aprenden a trabajar en ambientes informatizados lo que es una esencial habilidad en el futuro cercano para su desempeño laboral y/o como ciudadano en un régimen democrático. Bastaría con señalar el papel significativo que tienen las redes sociales en la toma de decisiones de los ciudadanos ante sus gobiernos. La escuela y la universidad, por lo tanto, no pueden estar excluidas del uso de los avances tecnológicos en sus aulas.

La European Schoolnet ha elaborado sobre el BYOD una guía para maestros, directivos escolares y otras personas asociadas a la educación (“Diseñando el aula del futuro. Bring Your Own Device (BYOD): una guía para directores y docentes”) En ella se destaca que el BYOD no se refiere sólo a que se lleven los dispositivos al aula, sino que se precisan modificaciones pedagógicas y andragógicas más allá del aula tradicional, que permita usar el potencial de los dispositivos para el aprendizaje. Requiere, claro está, de infraestructura de conectividad apropiada y formación específica de los maestros, directivos escolares y padres de familia (Batista 2019).

La implementación del BYOD permite la incorporación al proceso educativo a los padres de familia y los directores de las instituciones educativas. Incluso, el BYOD puede tener arraigo participativo comunitario más allá de la escuela misma.

La Comisión Europea sobre habilidades digitales (https://goo.gl/AoniuV) ha indicado que si los dispositivos móviles son usados correctamente, especialmente en los procesos andragógicos, pueden mejorar y apoyar un aprendizaje autodirigido y autoevaluado. Debe quedar bien claro que la selección de los medios técnicos y contenidos está determinada por el proyecto de aprendizaje institucional y no por la tecnología que sea empleada. Todo esto reclama la participación de los estudiantes, profesores, directivos y algunos miembros de la comunidad, entre estos, los padres de familia. (https://goo.gl/2Vznzn) (https://goo.gl/M8hqEj) (https://goo.gl/EskVQi).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar