Columnas de opiniónEspeciales

Pobreza y educación

En el año 2018 la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), publicó su informe sobre Movilidad Social, después de investigar en 20 países de distintas partes del Mundo, entre ellos, Colombia. La conclusión es que la movilidad social se estancó y la desigualdad aumentó, sobre todo en la última década. Recordemos que según varios organismos internacionales, entre ellos la OCDE, Colombia es el país más desigual de América Latina y el Caribe por su alta concentración de la riqueza.

En sus conclusiones la OCDE señala que en Colombia se necesita el paso de 11 generaciones para poder salir de la pobreza, mientras que en países como Dinamarca, Finlandia o EEUU se necesitarán 2, 3 y 5, respectivamente. Una información a todas luces preocupante porque muchas veces la generación de un fenómeno como la pobreza requiere de muchas décadas para poder ser superado.

Fuente: OCDE

Como sabemos, gran parte de la población colombiana vive del empleo informal, sin acceso a servicios públicos y a prestaciones sociales. A pesar de lo anterior, existen familias en América Latina que logran salir de la pobreza, no obstante, la volatilidad de la movilidad social hace imposible permanecer en la “nueva franja” denominada clase media, por lo que se les cataloga como una nueva clase media vulnerable, debido a que regresan, ante cualquier situación crítica o divergente, a la situación inicial de pobreza. Cabe anotar que estas situaciones divergentes pueden estar ocasionadas por la enfermedad de algún miembro de la familia o cambios en su estructura, como, por ejemplo, nuevos hijos por criar.

Las propuestas de políticas de la OCDE radican en la necesidad de asignar fuertemente recursos a la educación preescolar, y en general, debido a que la educación de mala calidad representa empleos también de mala calidad y así sucesivamente, hasta que el círculo de desventajas vuelve a repetirse. Países de la región como México y Brasil han mejorado las pruebas en matemáticas y lenguaje, sin embargo, la situación sigue siendo delicada. Mientras tanto, en Colombia debido a que tiene resultados deficientes en las pruebas internacionales que miden la calidad de la educación a pesar que es reconocido un factor para el logro de una movilidad social más consolidada y más permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar