Colombia

El Covid-19 también acecha a los “hombres de fe”

El testimonio de un sacerdote que trata de llevar una rutina en medio de la pandemia que consume al mundo

La serenidad y la templanza son aspectos que el padre Brayan Simanca Martínez está construyendo en estos días. Encerrado en casa, como miles (o quizás millones) de colombianos, este sacerdote, hoy en Bogotá pero muy ligado a la realidad social de la región Caribe, busca mantenerse lo más equilibrado posible ante los requerimientos de sus fieles.

Muchos buscan un consuelo, calma para sus almas o simplemente una conversación. Todo ello debe proporcionarlo mientras se preocupa por sus seres queridos o por su propia integridad, en la medida que aumentan los casos por Covid-19 en el país.

“Estoy un poco estresado y asustado”, reconoce en la conversación que sostuvo con Cambio24. Allí toma un respiro y empieza lo que denomina sus distracciones: orar y motivar.

“La oración y la interacción con los demás pienso que nos ayuda a mitigar lo que estamos sintiendo y a sentirnos motivados para afrontar la crisis”, remarca el sacerdote, joven, de extracción popular.

Hacer ejercicio también toma una parte de su tiempo, que no la misma para las noticias. A observar la evolución del virus le toma un tramo importante de su día, hace que entienda -más de lo que hacía antes- que la humanidad es frágil. Y lo es más en tiempos de redes sociales, fake news y pandemias que solo recordábamos en los textos medievales.

Extraña la homilía; también a sus fieles. Pero, por nada del mundo, sería capaz de desobedecer aún en las circunstancias más extremas. A eso invita: a quedarse en casa mientras pasa el temporal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar