Región Caribe

Conozca la indolencia en el manejo financiero del Hospital Julio Méndez Barreneche por Diaz Granados

Cerca de 200 millones en 33 contratos para periodistas y medios, en un hospital en quiebra.

Cuando el secretario de infraestructura del departamento, Rafael Martínez, colgó hace algunos días en su cuenta de Twitter el deplorable estado del octavo piso del Hospital Universitario Julio Méndez Barreneche, era inevitable pensar qué había pasado con los recursos de los magdalenenses todos estos años. El centro de salud de referencia para el departamento estaba, en esas imágenes, totalmente derruido.

Las imágenes son la evidencia física de un proceso de deterioro que va más allá de lo que los ojos pueden observar. De acuerdo a las estimaciones realizadas en su momento por la Secretaría de Salud Departamental, en cabeza del médico Jorge Bernal, de los $38.000 millones destinados para el presupuesto 2020, el anterior gerente, Tomás Diazgranados, comprometió cerca de $21.000 millones en contratos de cuatro meses, que se vencieron el último día hábil del pasado mes de abril.

El descalabro era evidente. Una sobrepoblación con más de 900 contratistas (muchos de ellos en funciones exclusivamente administrativas), la poca o nula venta de servicios médicos (pero más de 70 facturadores trabajando), era parte de las irregularidades que día a día padecía este centro de salud, que hoy entra en un proceso de reorganización del gasto, el cual fue fijado en enero pasado por el gobernador Carlos Caicedo y que la anterior gerencia simplemente desconoció.

Las otras inconsistencias en la operación del hospital, como ha reseñado oportunamente Cambio24, fueron reportadas en su momento por la Superintendencia Nacional de Salud. El organismo supervisor indicó entre 26 hallazgos que la entidad no cuenta con las actas de nombramiento de la junta directiva; que no verifica para la totalidad de sus empleados y contratistas asistenciales que cuenten con la acreditación para el ejercicio de su profesión, así como su actualización con la especialidad que desempeña en la entidad y que sobre el componente contractual, la ESE Hospital Universitario Julio Méndez Barreneche, no contempla en su totalidad los requerimientos mínimos establecidos en el decreto 780 de 2016 para celebrar sus acuerdos de voluntades para la prestación de servicios con entidades responsable de pago.

Le interesará leer: https://cambio24.com.co/en-plena-pandemia-se-destapa-olla-podrida-en-el-hospital-julio-mendez/

Y este punto es esencial pues como fue mencionado anteriormente la inequidad entre los servicios y los beneficios para el centro de salud eran abismales. Al final siempre perdía la institución de salud y en uno de esos casos era la asignación de rubros publicitarios para dar a conocer los servicios de la ESE Hospital Julio Méndez Barreneche.

PUBLICIDAD SIN REPERCUSIÓN

El objetivo de publicitar una empresa, fundamentalmente, está en que exista mayor consumo de los productos que pone a disposición de los ciudadanos y por ende beneficios económicos para quien oferta. Esto no ocurría en el Hospital Universitario Julio Méndez Barreneche pues mientras el hospital producía una residual venta de sus servicios, 33 comunicadores y medios de comunicación recibían oportunamente un pago por una acción que, a la luz de los hechos, no repercutía en una mayor facturación.

Por un tiempo de tres meses, el hospital comprometió con un primer grupo de  medios y periodistas cerca de 154 millones de pesos que en una proporción importante eran destinados a personas naturales vinculadas a organizaciones mediáticas de la ciudad de Santa Marta. Pero hay varios casos que son muy particulares.

En la lista de los medios que obtuvieron contratación posterior a la salida de Rosa Cotes de la administración departamental están justamente un grupo, no todos, de quienes durante la campaña electoral pasada se dedicaron a producir, en grandes cantidades, mentiras, difamaciones y tergiversaciones para enlodar el camino de Carlos Caicedo a la Gobernación del Magdalena. Pero, además, que han sido amplios en la cobertura de las mentiras que, por lo general, son manifestadas por miembros de la familia Díazgranados, que ostentaba el manejo político del principal centro de salud de los magdalenenses.

Aparecen empresas como Publicaciones Seguimiento, Unidad de Medios Opinión Caribe y Sociedad de Medios El Artículo S.A.S. e Innovación y Diseño S.A.S. Esta última empresa, con nombre exótico, está vinculada a Cipriano López Jánica, dueño de Radio Magdalena y Radio Rodadero. En todos los casos recibieron $9.000.000 cada uno.

En el apartado de periodistas se pueden encontrar nombres como los de Diana Solera, responsable de un portal digital dedicado constantemente a denostar de la administración departamental y Lina Peña. Este último caso es curioso debido a que tiene un contrato individual por $4.000.000 pero es la directora y suplente en la gerencia de Sociedad de Medios El Artículo S.A.S., beneficiada con un contrato de $9.000.000. Recibió, entonces, por partida doble.

Dentro de los comunicadores  se agrega  una  carga que el hospital tenía en la contratación de personal adscrito a la oficina encargada de supervisar todos estos contratos, denominada “Planeación y Mercadeo”. Allí, de acuerdo a la información pública conocida por Cambio24, estaban vinculados 10 contratistas más que representaban un costo mensual superior a los 32 millones de pesos.

Conozca algunos contratos:

PERSONAL A CARGO 2020 OFICINA ASESORA DE PLANEACION Y MERCADEO HUJMN

889-2020 EDGAR JOSE SALAS BALLESTEROS20200225_15251341

897-2020 INNOVACION Y DISEÑO SAS20200225_15312240

887-2020 ERIKIA MARIA ALVARDO CARO20200225_15520665

883-2020 OPINION CARIBE UNIDAD DE MEDIOS SAS20200225_14451801940-2020 LINA MARIA PEÑA PEÑA

896-2020 SOCIEDAD DE MEDIOS EL ARTICULO SAS20200225_15340534

893-2020 JOSE ANGEL PONCE OBISPO20200225_16064893-1

896-2020 SOCIEDAD DE MEDIOS EL ARTICULO SAS20200225_15340534

901-2020 PUBLICACIONES SEGUIMIENTO SAS20200225_15470875

Y así 22 contratos más para comunicadores y medios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar