ColombiaMagdalenaSanta Marta

Clanes critican obras del cambio pero a su político lo presentan en ella

La paradoja de la reunión organizada por el candidato Federico Gutiérrez en Santa Marta

Durante más de dos horas, los vecinos del sector de la calle 30 tuvieron que soportar la retahila de discursos veintejulieros que los organizadores de una concentración política en favor del uribista candidato Federico Gutiérrez decidieron organizar en Santa Marta.

Despotricando de cuanta obra, ejecución y proyecto ha desarrollado Carlos Caicedo desde que asumió la Alcaldía de Santa Marta por allá en 2012, uno a uno fueron desfilando los diferentes “apoyos electorales”, representados en los clanes políticos tradicionales más rancios de la capital del Magdalena.

Lo curioso fue que en medio de la manifestación, en la que juraron “recuperar” el poder político en el departamento del Magdalena de cara a las elecciones de 2023, a los organizadores se les olvidaba algo: que su manifestación se desarrolló en una obra que cambió la vida de miles de personas y que no fue posible hasta la llegada de Carlos Caicedo a la administración distrital.

Se trata de la prolongación de la Avenida del Río, a la altura de la calle 30. Una obra que la mezquindad de los dirigentes políticos de antaño (padres y abuelos de los que se encaramaron a brindarle apoyo a Fico) nunca permitió llevar a feliz término.

Hoy día esa confluencia de intereses nefastos llamado ‘Equipo por Colombia’ puede manifestarse en ese lugar, amplio, recuperado y dignificado gracias a Carlos Caicedo, el mismo al que critican. Auténticas paradojas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Cerrar