Colombia

Buscando lo “positivo” en tiempos de pandemia

Es muy difícil y hasta descabellado hablar de aspectos “positivos” si así se pueden llamar ciertas actividades que se vienen realizando a raíz de la pandemia del coronavirus, pues en los diferentes lugares del mundo en donde está presente el virus, las personas han tenido que recurrir a muchas estrategias, entre ellas el confinamiento.

Durante el encierro, a veces voluntario y otras veces obligatorio, las personas han tenido que “matar” el tiempo realizando algunas actividades, algunas de las cuales en tiempos normales no las hacían.

Un aspecto positivo es que la cercanía familiar es mayor, pues al no asistir a los lugares donde habitualmente se trabaja ni a los colegios o universidades, la familia obligatoriamente está en casa, esto hace que nos comuniquemos más, que realicemos diversas actividades en grupo, como juegos, dominó, cartas, macana, en fin.
De la misma manera y algo fundamental es la oración, acercarnos más a Dios, mucho más, pedir por la familia y por la humanidad, disfrutar del hogar, leer.

Otro aspecto es que a través de las redes sociales y vía telefónica nos comunicamos con familiares que por distintas circunstancias hemos estado alejados, y buscamos saber cómo se encuentran, lo mismos que con amigos que hace tiempo no hablamos o no nos vemos y que incluso viven fuera de la ciudad o del país, eso podría destacarse como algo positivo, pero en medio de todo sabemos que muchas personas sufren por esta pandemia, por eso la oración es fundamental, para pedir por todos.

Alguien dijo, “ante un problema una solución, otros dicen, perder es ganar un poco”, y ahora ante esta calamidad hay que hacer algo positivo, productivo desde el lugar de confinamiento.
Justamente en medio de este encierro, la Comunicadora Social-Periodista y docente Lida Peñalver realizó una encuesta, para saber que hacen las personas en esta cuarentena y estas fueron algunas de las respuestas.

Alicia Caro: Encerrada en mi casa para cuidarme con mi esposo, y arreglando cosas para pasar el tiempo.
Dora Martínez: Orar más en familia, leer más en pareja, hacer más oficios caseros, e investigar sobre temas hoy álgidos, como las prácticas de los Iluminados y si Somos Nosotros los extraterrestres quienes no devolvimos en el tiempo, no otros; reflexionar en la austeridad y socializar con ustedes mis logros.
Ferney Moran Suarez: Por acá en Israel la cosa grave, la verdad ya van casi 2.000 mil infectados con 3 muertos, y pues encerrado en casa, no hay trabajo, solo se sale a supermercado a llenar la dispensa y a farmacia por si se necesita algo, pero cada día preocupa más.
Eduardo Tobias: Encerrado en casa con la familia.
Grace Angeline Morales Urueta: Estoy muy atareada con las tareas de las gemelas, teletrabajando y súmale el oficio de la casa. Estoy literalmente agotada.
Efraín Mattos Padilla: En aislamiento total, solo he salido una vez a cita médica y a cobrar un giro. Ya llevo dos semanas de encierro, escribir, orar y todo en familia.
Angie Mar Cass: Descansar, orar y pasar tiempo con los míos.
Alex Quintero: Descansar en familia, no podemos salir así que estos son unos tiempos para reflexionar mental y espiritualmente, orar por esos países que tienen esa tasa de mortalidad muy alta, orar mucho para que haya calma en la tempestad, pasar tiempo en familia.
Jaime Monnery Caiaffa: Reflexionar, arreglar agendar trabajos y proyectos y extrañar mucho a mis hijos.
Campo Elías Mora Amaya: Yo escuchando música, baladas de los 70, 80.
Beili Antequera: Bueno pues en un crucero, cruzo para el cuarto, cruzo para el baño, cruzo para la cocina y hasta la sala, todo bien súper.
Juan Oñate: A mí me ha permitido pintar la casa, hacer arreglos eléctricos, barrer, pasar el trapero, cambiarnos de un cuarto a otro, jugar con mi esposa, bailar, hacer barbecue, arreglar los apartamentos.
Asdrúbal Herrera: Escribir.
Yulieth Paola Martínez Surmay: Más tiempo para limpiar la casa y compartir en familia.
Martha de La Cruz Pérez: Acercarme más a Dios y ver su obras en mí, pedir por nuestros colaboradores en todas las áreas que se enfrentan día a día con sus labores, para brindarnos una mejor calidad de vida, hablar telefónicamente con familiares y personas que tenía mucho tiempo sin saber de ellos, reflexionar con todo lo que está sucediendo mundialmente, que todo es un para qué y no un porqué, todo esto fue obra del hombre pero Dios tiene un propósito y tiene control de todo, para él sea la gloria y honra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar